El Centro Prodh en los Medios

Imprimir
PDF
Feb
04

EPN no tomó en cuenta a las ONG para iniciativa de ley sobre tortura

Autor // comunicacion

eleconomista 

MEDIO: El Economista

TIPO: Periódico

AUTORÍA: Ana Langner

FECHA: 4 de febrero de 2016

ORGANIZACIONES DEFENSORAS de derechos humanos instan al Poder Legislativo a aprobar una legislación contra la tortura a la altura de los estándares internacionales.

En conferencia de prensa, cerca de 30 organismos de la sociedad civil, como la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), el Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), exhibieron que el 10 de diciembre del 2015, el presidente de la República, sin aviso a las organizaciones, envió al Senado su iniciativa, la cual, además de desconocer varios de los contenidos mínimos que esta ley debe tener, incorpora normas jurídicas que promueven la comisión de la tortura y establece políticas que impiden su investigación eficaz.

En voz del director del Centro Prodh, Mario Patrón, el contingente de organizaciones señalan la necesidad de que esta norma refleje el objetivo de prevenir, sancionar y erradicar la tortura, asícomoeliminar la impunidad endémica sobre la práctica en México.

Asimismo opinan que la Ley Nacional de Ejecución Penal debe incluir contenidos mínimos para la prevención de la tortura.

La tortura ha sido utilizada por el Estado mexicano por un largo periodo para obtener información, confesiones, castigar, violentar sexualmente y reducir la personalidad de miles de personas que habitan o transitan por México.

El coordinador de la CMDPDH, José Antonio Guevara, recordó que entre el 2006 y el 2014, la CNDH recibió alrededor de 100 quejas por tortura y cerca de 4,000 por tratos crueles, inhumanos o degradantes, mientras que en comisiones estatales existen otros 4,500 expedientes.

Las organizaciones consideraron que dicha norma debe excluir la prueba ilícita, es decir, la prueba obtenida bajo tortura y tratos o penas cueles, inhumanos o degradantes.

A su vez, recomiendan estable cer el Protocolo de Estambul como un estándar de prueba no exclusivo para identificar si se tienen signos de esta mala práctica.

Finalmente, las ONG sugieren que la ley deberá excluir las amnistías, inmunidades, perdón y cualquier otra forma de eximente de responsabilidades para las per sonas sentenciadas, imputadas y procesadas.

Imprimir
PDF
Feb
04

Piden al Senado ejercer su autonomía al aprobar la ley contra la tortura

Autor // comunicacion

jornada logo

MEDIO: La Jornada

TIPO: Periódico

AUTORÍA: José Antonio Román

FECHA: 4 de febrero de 2016

  • Exigen colectivos incluir sus propuestas Piden al Senado ejercer su autonomía al aprobar la ley contra la tortura.

La iniciativa de ley general contra la tortura enviada por el presidente Enrique Peña Nieto al Senado no reúne los estándares internacionales requeridos y contiene disposiciones que representan un "grave riesgo", pues incluso podría incentivarla.

Organizaciones civiles y de derechos humanos, académicos y especialistas, así como víctimas, llamaron al Senado a ejercer su autonomía y aprobar una ley que en realidad prevenga, sancione y erradique la práctica de la tortura y elimine la impunidad.

Al fijar su postura acerca de la iniciativa enviada por el presidente Enrique Peña Nieto al Senado en diciembre pasado, señalaron que como está redactada, "se demuestra la falta de compromiso" del gobierno federal para erradicar ese fenómeno generalizado.

En conferencia de prensa, los representantes de unas 30 organizaciones que suscriben esa postura destacaron que las declaraciones y acciones del gobierno federal en la materia "resultan sumamente contradictoras", pues mientras se declara que es defensor y promotor de los derechos humanos, en los hechos propone una iniciativa alejada de los estándares internacionales y no recoge las propuestas de la sociedad civil.

Al presentar una lista de carencias y omisiones de la iniciativa presidencial, dijeron que no existe prohibición del uso de pruebas ilícitas u obtenidas bajo la práctica de la tortura. Tampoco se da el mismo trato procesal a los casos en que se denuncian tratos crueles, inhumanos o degradantes, ni se investiga toda la cadena de mando en las denuncias por tortura, quedándose sólo en los superiores inmediatos.

Reunidos en la sede del Centro Pro de Derechos Humanos, el colectivo de organizaciones y académicos presentó los contenidos mínimos que debe tener dicha ley, que debería ser discutida y aprobada en el periodo legislativo de febrero-abril.

Entre las propuestas citaron una tipificación adecuada, la exclusión de pruebas obtenidas mediante tortura o tratos crueles, aplicación del protocolo de Estambul -manual internacional para la detección de casos de tortura-, un eficaz mecanismo nacional de prevención de ese delito y la investigación y responsabilidad total de la cadena de mando.

Además, destacaron que la marginación de propuestas de la sociedad civil en el proyecto de ley general contra la tortura presentado por el Ejecutivo es similar a la denunciada por organizaciones que participaron en la consulta para la elaboración de la ley contra la desaparición forzada.

Entre las organizaciones que firman el posicionamiento están Centro Pro, Centro Fray Francisco de Vitoria, Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, Fundar, el Instituto para la Seguridad y la Democracia, Red Todos los Derechos para Todos y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, entre otras.