El Centro black porn videos Prodh en los Medios

Imprimir
PDF
Abr
27

Piden que no decaiga la exigencia por la aparición de los normalistas

Autor // comunicacion

eleconomista

MEDIO: El Economista

TIPO: Periódico

AUTORÍA: Ana Langner

FECHA: 27 de abril de 2015

SIETE MESES después de que policías municipales, en colusión con el crimen organizado, desaparecieran a 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, la conclusión del caso ha sido impunidad, denunciaron familiares de las víctimas, académicos y organizaciones de la sociedad civil.

En un acto conmemorativo, organizado en la esquina de Avenida Reforma y Bucareli, familiares de los desaparecidos, activistas y cerca de 400 simpatizantes se reunieron para hacer un llamado a que no decaiga la exigencia de la presentación con vida de los 43 jóvenes desaparecidos.

"Han pasado siete meses y sólo hay una conclusión: impunidad", denunció el director del Centro de Derechos Humanos, Miguel Agustín Pro Juárez, Mario Patrón.

El caso de Ayotzinapa esta enmarcado en una crisis de país, dijo.

Los últimos dos informes de las Naciones Unidas — del relator de Torturay el Comité de Desaparición Forzada— dan cuenta del diagnóstico de país: graves violaciones que se aplican de manera generalizada.

Bajo este contexto, Patrón destaco que hace falta de voluntad política por parte de las autoridades. "Son siete meses y ha habido una estrate gia de imposición de una verdad oficial, que no es la verdad histórica".

De ello, prosiguió, da cuenta el último reporte del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes creado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en donde solicitan, entre otras cosas, dos líneas de investigación más. "Esdecir, el caso no está cerrado ".

En este sentido, en una carta enviada a los manifestantes, el historiador y profesor emérito de la Facultad de Ciencia Políticas y So cíales de la UNAM, Adolfo Gilly, expresó su indignación porque a siete meses el gobierno aún no sabe la verdad completa.

El activista Alberto Patishtán destacó, por su parte, la necesidad de encontrar la verdad para el caso Ayotzinapa, pues sin ella no podrá haber justicia ni p az.
El padre del joven desaparecido Mauricio Ortega, Melitón, demandó a las autoridades abrir de manera inmediata nuevas lineas de investigación, enparticular, una que averigüe al ex gobernador de Gue rrero, Ángel Aguirre, por su presunta responsabilidad en el caso.

 

EL ANTIMONUMENTO

En el marco de la Jornada cultural por Ayotzinapa, de un tráiler blanco, el grupo de manifestantes bajó los elementos para armar el "Antimonumento por los 43", que quedó clavado en el camellón ubicado en Reforma y Bucareli.

Las piezas forman un 43 y signo de más en color rojo, miden cerca de dos metros y están hechas de metal sólido.

En tanto, en Chilpancingo, se desataron protestas violentas y la quema de vehículos frente al Congreso estatal como parte de la conmemoración de los siete meses de la desaparición de los normalistas.

Imprimir
PDF
Abr
26

Gestionan grupos apoyo sicológico para padres de los 43 normalistas

Autor // comunicacion

 

MEDIO: La Jornada

TIPO: Periódico

AUTORÍA: Fernando Camacho

FECHA: 26 de abril de 2015

A siete meses de la desaparición forzada de los normalistas de Ayotzinapa, hablar de manera abierta sobre su dolor, su rabia y su miedo ha sido uno de los elementos que ha ayudado a los padres de las víctimas a sobrellevar la incertidumbre de no saber de sus hijos, en una suerte de terapia colectiva donde varios grupos de derechos humanos han realizado la tarea de facilitadores.

Así lo afirmó Melitón Ortega, padre del estudiante Mauricio Ortega, quien subrayó que las manifestaciones de solidaridad en México y el extranjero son otra de las vías que tienen los padres de los jóvenes agredidos para fortalecerse y seguir buscando a sus seres queridos.

"Es muy doloroso, pero la forma que tenemos nosotros para tratar este tema es con pláticas en las reuniones de padres. Ahí es donde externamos el coraje, el dolor y la tristeza que hemos vivido en este tiempo. Juntamos a las familias y hablamos del tema para hacernos fuertes con esta convivencia", explicó en entrevista con La Jornada.

Pero no siempre fue así.

Cuando recién habían ocurrido los hechos violentos del 26 y 27 de septiembre de 2014, "había muchos momentos en que nos ganaba la desesperación. No teníamos hambre, no teníamos ganas de platicar y a veces brotaba ese coraje entre nosotros, pero hemos superado esa etapa y hemos aprendido a convivir con las familias de los 43", indicó.

Una de las claves para aprender a alcanzar cierto alivio emocional en los momentos de mayor dolor, subrayó Ortega, es "entender la importancia de compartirlo. Todas las familias lo hacemos y ahora ya se ha convertido en coraje que nos ayuda a mantenemos fuertes. No estamos pensando en peleamos o discutir".

En este proceso también han recibido atención sicológica gestionada por los centros de derechos humanos Miguel Agustín Pro Juárez y Tlachinollan.

Un elemento más para mantenerse firme, añadió Ortega, han sido los estudios hechos por los expertos de la Comisión Irrteramericana de Derechos Humanos y el Equipo Argentino de Antropología Forense, así como las manifestaciones de apoyo de la sociedad civil en México y el extranjero.

Por su parte, la tanatóloga Maricarmen Olivares advirtió que, si no es tratada a tiempo, la postergación del duelo que es propia a los casos de desaparición puede llevar a las víctimas a sufrir una depresión muy seria e incluso a causarles enfermedades físicas por "somatizar" él dolor.

De acuerdo con Elizabeth Kübler -considerada la madre de la tanatología-, los familiares de desaparecidos no pueden desarrollar un "duelo sano", pues no tienen certeza sobre el destino de su ser querido y no pueden atravesar las fases del shock inicial, el llamado regateo (ofrecerle sacrificios a dios a cambio de encontrar a su pariente), la ira y la aceptación.

El no extemar estas emociones puede hacer que las familias manifiesten su tristeza a través del enojo o que algunas personas que salvaron su vida tengan "culpa" de haber sobrevivido, señaló.