El Centro Prodh en los Medios

Imprimir
PDF
Feb
10

Niegan argentinos la pira en Cocula; falta estudio: PGR

Autor // comunicacion

Milenio logo PRENSA

MEDIO: Milenio Diairo

TIPO: Periódico

AUTORÍA: Rubén Mosso

FECHA: 10 de febrero de 2016

 

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) presentó un dictamen en el que concluyó que no hay pruebas científicas que sustenten que los 43 normalistas de Ayotzinapa fueron calcinados en el basurero municipal de Cocula peritaje que contradice la "verdad histórica" de la Procuraduría General de la República (PGR).

El 27 de enero de 2015, el entonces procurador Jesús Murillo Karam afirmó que los estudiantes "fueron privados de la libertad, de la vida, incinerados y arrojados al río San Juan", en Cocula. "Ésta es la verdad histórica de los hechos, basada en las pruebas aportadas por la ciencia, como se muestra en el expediente", comentó en conferencia de prensa.

Ahora, luego de un año de investigación, en la que participaron 26 expertos de seis nacionalidades, el EAAF informó que entregó sus resultados a la PGR, en los que estableció que el tiradero municipal ha sido escenario de eventos delictivos, porque localizaron restos óseos de 19 personas, algunos de éstos quemados, pero ni uno correspondiente a los normalistas.

Miguel Nieva, integrante del EAAF, indicó que documentaron que desde 2010 se han registrado múltiples fuegos en el basurero de Cocula, esto a partir de la revisión de imágenes satelitales como del análisis a las capas de subsuelo de dicho lugar, pero ninguno de la magnitud como el que afirmó la PGR, necesario para quemar los cuerpos de los jóvenes entre el 26 y 27 de septiembre de 2014.

"Las secuencias de fotos de 2005 a la actualidad nos permitió conocer la historia de que se utiliza desde ese año como basurero. Entre varias de las fotos observamos que se veía coloración, penachos de humos.

Habían en reiteradas ocasiones fuegos en el mismo lugar. En la zona central había una mancha negra. Del 4 de mayo de 2012 y el 11 de enero de 2015 se veía la mancha negra. Esta mancha es consistente después de 2012. Este foco de quema fue consistente en las fotos en el mismo lugar", detalló el argentino.

El dictamen firmado por 18 peritos que formaron el grupo multidisciplinario, especializados en materia de antropología forense, balística, fotografía y odontología, entre otros, destaca que solo hay dos expertos en incendios y explosiones.

Los resultados de este dictamen se suman a los del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), el cual el 6 de septiembre de 2015 aseveró que, de acuerdo con investigaciones científicas, los jóvenes "no fueron incinerados en el basurero de Cocula" y recomendó al gobierno federal replantear la investigación.

El peruano José Torero, perito experto en fuego, contratado por el GIEI, acudió al basurero de Cocula el 12 de junio de 2015 y en su informe subrayó que se requerían "condiciones necesarias para incinerar un cuerpo", lo que en el tiradero no ocurrió.

El cubano Eñelid Torres García, especialista que en su momento fue consultado por la PGR y que realizó un estudio de factibilidad para saber si en el tiradero municipal se pudo haber quemado a los jóvenes, dijo que existían las condiciones necesarias para que se produjera un evento de tal magnitud, aunque dejó claro que él nunca estuvo presente en el lugar, sino solo se basó en datos proporcionados por la PGR.

En la conferencia de prensa del EAAF, Santiago Aguirre, del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, quien coadyuva con los padres de los normalistas, dijo que el dictamen que presentó la PGR y que avala el incendio en el basurero municipal fue firmado por Marco Soto Villalobos y Moisés Moreno Gallegos, ambos peritos de esa institución, quienes no han podido ser consultados por el EAAF ni por el GIEI.

Sobre este tema, a fines de 2015, el maestro en geomática de la Universidad Loyola del Pacífico, Guillermo Martínez Verduzco, dijo que las imágenes del satélite Terra 1 de la NASA hacían imposible determinar desde el espacio si se registró o no un incendio en el municipio de Cocula, porque la nubosidad impidió observar la superficie en esa zona de Guerrero.

** Ningún resto de Mora

Mercedes Doretti, miembro del EAAF, aseveró que tampoco hay elementos científicos para relacionar los restos del estudiante Alexander Mora Venancio, encontrados en una bolsa en el río San Juan, con los hallados en el basurero, porque no presentan las mismas características de fragmentación y calcinación.

El 7 de diciembre de 2014, el EAAF emitió un comunicado con respecto a los resultados entregados por la Universidad de Innsbruck, en Austria, que identificó los restos de Mora.

El equipo argentino aclaró que no fue testigo del hallazgo del fragmento de Mora que realizaron las fuerzas federales y que culminaron en su identificación.

"No hay suficiente certidumbre científica o evidencia física de que los restos recuperados en el río San Juan por peritos de PGR y en parte por el EAAF, correspondan a aquellos retirados del basurero de Cocula, como indicaron los inculpados por PGR... La evidencia que une a ambos sitios por ahora, es esencialmente testimonial...", enfatizó.

Miguel Nieva dijo que el dictamen también fue confrontado con las versiones de los delincuentes que presuntamente participaron en el crimen de los normalistas.

Seis integrantes de Guerreros Unidos, señalados por la PGR como los autores de la ejecución y desaparición de los estudiantes, declararon que usaron armas cortas para matar a los jóvenes.

Nieva puntualizó que en el tiradero se recogieron 122 casquillos, tanto en la parte superior como en la parte inferior del tiradero, que habrían sido disparados por al menos 39 armas de fuego de diferentes calibres, correspondientes a armas largas.

"Ellos (los delincuentes) en todo momento manifestaron que no usaron armas largas, que utilizaron armas cortas, pero en ningún momento hablan del calibre, por ejemplo del .22 o .223/5.56, sumando estos calibres representan 87 por ciento de la evidencia física en el lugar", explicó.

El argentino recordó que el año pasado manifestaron su inconformidad a la PGR, porque un perito de esa institución aseguró haber encontrado 41 casquillos en el basurero, los cuales no estaban esparcidos, esto cuando el equipo de antropología ya había hecho una inspección del basurero, sin haber localizado nada.

Miguel Nieva dijo que el dictamen del EAAF es concluyente, por lo que solicitarán una junta con peritos de la PGR y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para no realizar un segundo peritaje en Cocula.

"Nuestro dictamen es concluyente, no hay evidencia alguna que demuestre que la noche del 26 y del 27 (de septiembre de 2014) se hayan quemado partes de personas en el basurero de Cocula.

Mencionó que han hecho llegar propuestas a la PGR para que se utilice nueva tecnología que permita realizar otras búsquedas; agregó, que ya se han llevado a cabo algunas, aunque no han arrojado resultados positivos.

Mercedes Doretti aseveró que el EAAF encontró más restos óseos en el basurero, multifragmentados, que no pasan de los dos centímetros; algunos restos están calificados como indeterminados, porque no saben si pertenecen a humanos o animales.
No obstante, pudieron establecer que 19 restos óseos de cráneos (denominados petrosas) pertenecían a humanos.

"Tenemos restos de por lo menos 19 personas dentro de los restos óseos del basurero de Cocula... se recuperaron 19 fragmentos derechos de petrosa (de cráneo) y de 19 izquierdos.

"Es importante que no solo pensemos en los normalistas desaparecidos, como si estos 19 individuos pudieran corresponder, sino también, en el contexto general de desaparición de la zona, en donde a partir de la desaparición de los 43 normalistas se presentaron denuncias de casi 300 personas desaparecidas en Iguala, en los últimos cuatro y cinco años, y desde esa fecha en adelante se recuperaron por parte de la PGR, ha recuperado alrededor de 130 restos en las colinas de Iguala y de Cocula", mencionó Doretti.

** Falta otro estudio de dinámica del fuego; el caso, abierto: PGR

La Procuraduría General de la República reiteró que sigue en pie el nuevo estudio sobre la dinámica del fuego, porque el caso Iguala no está cerrado, esto en respuesta al dictamen entregado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), el cual concluyó que no hay pruebas científicas que demuestren que los 43 normalistas de Ayotzinapa fueron calcinados en el basurero de Cocula, Guerrero.

Los argentinos informaron que solicitarán a la PGR que no se realice un nuevo peritaje, por lo que convocarán a una reunión con peritos de la institución y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para plantear nuevas formas que ayuden a localizar a los desaparecidos.

El 9 de diciembre de 2015, la procuradora general de la República, Arely Gómez, pidió no adelantar ninguna postura en torno a la investigación de la desaparición de los estudiantes, pues no por lo que se vea en un peritaje o en un estudio de ahí se va a sacar una conclusión.

Su declaración la realizó días después de que GIEI afirmó que imágenes satelitales mostraban que no hubo incendio en Cocula el 26 y 27 de septiembre de 2014, motivo por el cual los cuerpos de los estudiantes no pudieron ser quemados en ese lugar.

Ahora, tras recibir el dictamen del EAAF, la PGR recordó que el 20 de octubre de 2015, en Washington, el Estado mexicano y el GIEI formalizaron ante el pleno de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la realización de un nuevo estudio sobre la dinámica del fuego con las siguientes características: Establecer de común acuerdo los objetivos y las condiciones para llevarlo a cabo, tomar de forma conjunta la decisión sobre los perfiles y la elección definitiva de los peritos y consensuar el modo en que se realizará el estudio.

La dependencia federal enfatizó que estos aspectos se desahogan puntualmente con el GIEI, enfatizándo que los peritos que fueron invitados a participar -cuyo panel está en la última etapa de integración conjunta- cuentan con las credenciales profesionales necesarias para llevar a cabo el análisis.

Una vez finalizado, el nuevo estudio de la PGR y el GIEI será puesto a disposición de la autoridad ministerial para que oriente su determinación con elementos que le brinden una opinión conclusiva en torno al suceso de fuego que se investiga en el basurero de Cocula.

La PGR insistió que el caso no está cerrado, las investigaciones continúan y seguirán hasta que el último responsable sea consignado ante la autoridad judicial.

"La prioridad para esta representación social es el derecho de las víctimas y sus familias a la verdad. Por ello, se continuará con las reuniones que han venido sosteniéndose con familiares, representantes legales y el GIEI. La próxima reunión está programada para el 18 de febrero", manifestó.

Documentación de referencias

En el expediente del caso Iguala y que la PGR hizo público el 11 de octubre de 2015, se puede leer que la dependencia no permitió que el Equipo Argentino de Antropología Forense participara en diversas diligencias, por lo que los sudamericanos comenzaron a dudar de las evidencias que encontraban las autoridades federales en el basurero municipal.

Lo anterior se desprende de los oficios enviados por el EAAF al entonces titular de la PGR, Jesús Murillo, donde se aprecia que incluso los argentinos cuestionaron el hallazgo de casquillos percutidos en el tiradero, ya que para ellos fueron colocados por una persona y no disparados por un arma de fuego.

En el expediente también se observa que los extranjeros reclamaron a Murillo el cambio repentino de la visita para llevar a cabo diligencias, porque cuando se había acordado visitar un lugar denominado La Carnicería, las autoridades de la PGR querían llevarlos al basurero de Cocula.

Asimismo, cuestionaron a Murillo por qué el tiradero nunca estuvo bajo custodia, ya que se permitió el ingreso, en diversas ocasiones, de personas ajenas a la investigación. La escena del crimen quedó en custodia hasta fines de noviembre de 2014, señalan los documentos enviados al ex procurador.

Nueva gestión

En diciembre de 2015, en entrevista con MILENIO, Arely Gómez adelantó que ya estaba conformado el grupo de expertos que participará en al segunda fase de la indagatoria del caso Iguala, mismo que estará integrado por nueve personas de prestigio mundial.

"El 20 de octubre Washington (Estados Unidos) se llegó a un acuerdo con el grupo de expertos para este tercer estudio en el basurero de Cocula, está integrado por nueve expertos internacionales, les llamamos un grupo colegiado, porque todos tienen especialidad en la materia.

"A partir del 18 (de diciembre) se empezara en la PGR, siempre en coadyuvancia con el grupo de expertos, a preparar su visita, los cuales estarán aquí la primera quincena de enero. Ellos nos han comentado que este estudio tardará dos meses aproximadamente, será con bases científicas y técnicas que tendrán que ser cumplidas para que ellos nos puedan emitir su opinión. Son personas de primer nivel, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, la mayoría, y de conocido prestigio y nosotros estamos esperando que esto suceda para de esta manera poder tener otro elemento más", explicó la funcionaria.

** Piden acelerar juicio

** La fracción del PRD en la Cámara de Diputados demandó a la Junta de Coordinación Política y a la Secretaría General acelerar el procedimiento de juicio político contra Jesús Murillo, después de que peritos argentinos confirmaran todas las dudas sobre la "verdad histórica" del caso.

** Francisco Martínez Neri acuso al PRI de solapar la versión de Murillo e impedir el juicio político iniciado desde la Legislatura pasada y sostuvo que de ninguna forma se puede creer más en la "verdad histórica" y pidió a la procuradora Arely Gómez responder de forma coherente a lo señalado por los sudamericanos.
...[tc]

Imprimir
PDF
Feb
10

No fueron calcinados en basurero de Cocula los 43 de Ayotzinapa: EAAF

Autor // comunicacion

Soldemexico

MEDIO: El Sol de México

TIPO: Periódico

AUTORÍA: Manrique Gandaria

FECHA: 10 de febrero de 2016

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que participa en la investigación de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Iguala, Guerrero, informaron que en el basurero de Cocula no fueron calcinados los normalistas de Ayotzinapa, el pasado 26 de septiembre de 2014.

En conferencia de prensa, los especialistas informaron que la noche del 26 de septiembre de 2014, no ocurrieron incendios de las dimensiones señaladas en la versión difundida por la Procuraduría General de la República (PGR) sobre el destino de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en Iguala, que asegura que fueron incinerados en el lugar.

Ello de acuerdo con el examen multidisciplinario de la Evidencia Biológica y No Biológica que llevaron a cabo los peritos, donde se señala que no hay evidencia que vincule a los estudiantes con los elementos recuperados del basurero.

Los especialistas extranjeros señalaron que tras un año de trabajo científico independiente, se concluye que partir de la evidencia física recolectada y analizada del basurero de Cocula no es posible que los presuntos perpetradores hayan incinerado en ese lugar a los 43 normalistas; no hay consistencia física y evidencia testimonial.

El reporte, presentado ante los familiares de los normalistas desaparecidos y defensores humanitarios que acompañan a las familias, los peritos Mariana Segura, Mercedes Doretti y Miguel Nieva informaron que en el basurero de la municipalidad de Cocula ocurrieron múltiples incendios en diversos momentos y que si bien lograron identificar restos óseos de por lo menos 19 personas, "no existen evidencias de que correspondan a los estudiantes" de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Mercedes Doretti señaló que el equipo argentino recomienda "llamar a una junta de peritos entre los que ya han intervenido, dentro de esta investigación; más que seguir juntando nuevos peritajes es sentar a los que sumamos tres equipos, el GIEI, nosotros y PGR, a discutir los resultados sobre el basurero de Cocula y tratar de llegar a una opinión conjunta y final.

El estudio presentado este martes en el Centro de Derechos Humanos "Agustín Pro Juárez" indica que los calibres de los elementos balísticos localizados en la zona no corresponden por los utilizados, por los presuntos perpetradores detenidos e interrogados por la PGR.

En el informe, estuvieron presentes los padres de los 43 normalistas desaparecidos quienes exigieron una nueva investigación, a partir de los resultados de este peritaje, el cual ya fue entregado al Ministerio Público, al tiempo que indicaron que esto renueva su fe y esperanza en encontrarlos con vida.

Por su parte, Meliton, familiar de Mauricio Ortega, uno de los jóvenes desaparecidos, dijo que el argumento de que se tiene que hacer otro peritaje en el basurero de Cocula, es un distractor con el que se pretende engañar al pueblo y a los padres de familia.

"Exigimos al Gobierno que respalde esta información que hoy tenemos. Tiene que hacer que se investiguen las nuevas líneas de búsqueda con el informe del GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes del sistema interamericano) y el de los expertos argentinos."

Tras una larga sesión de explicaciones con respaldos fotografícos, gráficas, mapas e incluso imágenes satelitales, en el informe del EAAF se presenta el análisis de diversos elementos hallados en el basurero de Cocula, como "restos óseos, plantas, excremento, insectos, rocas, vidrios, casquillos y neumáticos''.

Los forenses argentinos destacaron que en el lugar "hubo múltiples incendios de diversa intensidad a lo largo de años, pero ninguno de las dimensiones necesarias para quemar a 43 personas"