El Centro Prodh en los Medios

Imprimir
PDF
Jul
24

Fuero militar. José Rosario Marroquín

Autor // comunicacion

Logo DETRASDELANOTICIA

 

MEDIO: Radio Fórmula 104.1 FM

PROGRAMA: Fórmula Detrás de la Noticia

TIPO: Radio

FECHA: 24 de julio de 2013

 

Florencia Ángeles (FA), conductora: José Rosario Marroquín, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, quien nos habla sobre el fuero militar. Buenos días.

 

José Rosario Marroquín (JRM), colaborador: Buenos días. Un gusto saludarte.

 

FA: Igualmente. Te escuchamos, como siempre.

 

JRM: Sí, ahora en relación con el fuero militar. Lo que quiero empezar por señalar es que la lucha porque tengamos una sociedad donde se garantice la igualdad de todas las personas ante la ley, llevó a que en diversas épocas de nuestra vida como país se fueran prohibiendo los diversos fueros que existían. Y la Constitución de 1917 establece que subsiste el fuero de guerra para los militares, sin embargo, lo limita únicamente a delitos propios de la disciplina militar como por ejemplo la asonada, motín o rebelión al interior de las filas del ejército.

 

Sin embargo, una ley secundaria, el Código de Justicia Militar extiende este límite al señalar que cualquier delito cometido por un elemento militar en actos de servicio sea considerado en los mismos tribunales militares. Y esto ha resultado problemático sobre todo en los últimos años debido a la participación cada vez mayor de los militares tanto de la Sedena como de la Marina en las tareas de seguridad pública. Las violaciones a derechos humanos que han sido cometidas en los últimos años como resultado de los operativos en los que han participado las fuerzas armadas no han sido sancionados adecuadamente, lo que contribuye a aumentar la impunidad que ya en este país es bastante grave, incluso en el ámbito de la justicia civil.

 

Ante este problema, y debido a los casos que han sido presentados y documentados sobre estas violaciones y la falta de justicia en el ámbito militar, cuatro sentencias de la Corte Interamericana han ordenado a México que modifique el Código de Justicia Militar para que todos los delitos cometidos por militares aún en actos de servicio, pero que constituyen violaciones a derechos humanos sean vistos por la justicia civil. Y para dar cumplimiento esta sentencia, sobre todo ha correspondido al poder judicial el haber tenido ya una parte bastante activa, al haber determinado que los casos en los que hayan intervenido militares, deben ser enviados al ámbito civil. Sin embargo, la modificación principal que debe darse en el artículo 57 y que corresponde al Congreso, al Poder Legislativo no se ha dado todavía.

 

El año pasado, en abril fue rechazada de última hora una iniciativa que pretendía dar cumplimiento a estas sentencias y actualmente se debaten otras iniciativas, que esperamos que pronto pueda concluirse este proceso y pueda realizarse esta modificación, que es completamente necesaria para la vida democrática del país por limitar el fuero militar, tanto como cualquier otro foro que exista de hecho; es una condición para que se garantice el acceso a la justicia para quienes son víctimas de violaciones a sus derechos de México. Es una condición indispensable y esperamos que pronto este proceso sea debidamente retomado por el ámbito del Poder Legislativo.

 

FA: Bien. Estaremos al pendiente de ese tema. Como siempre, muchísimas gracias por su colaboración en este espacio.

 

JRM: Igualmente. Muchas gracias. Buen día.

 

FA: Buenos días. José Rosario Marroquín, él es director del centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, que tiene desde hace varios años aquí un espacio en Fórmula Detrás de la Noticia.

 

 

Imprimir
PDF
Jul
24

Pedirán apoyo al papa Francisco para presionar por desaparecidos

Autor // comunicacion

Milenio logo PRENSA

 

MEDIO: Milenio Diario

TIPO: Periódico

AUTORÍA: Eugenia Jiménez / Notimex

FECHA: 24 de julio de 2013

 

A través del sacerdote Alejandro Solalinde, un grupo de familiares de desaparecidos en México pedirá al papa Francisco que intervenga para dar con el paradero de estas víctimas de la violencia, informaron en una conferencia de prensa realizada ayer en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro.

 

"El papa Francisco tiene toda la autoridad moral para pedir a las autoridades mexicanas que cumplan con su obligación de encontrar a estos desaparecidos", expresó Solalinde.

 

Agregó que los familiares no solo pedirán al pontífice realizar esta presión sobre el gobierno mexicano, sino también que les brinde su apoyo moral y el de la jerarquía católica del país.

 

La petición a Francisco -dijo Solalinde- será a través de cartas en las que los familiares darán sus respectivos testimonios.

 

"Yo entregaré estas cartas a la nunciatura apostólica para que esta representación diplomática se las haga llegar al santo padre", precisó él sacerdote, quien dirige el albergue para migrantes Hermanos en el Camino, localizado en Ixtepec, Oaxaca.

 

En la conferencia de prensa estuvieron presentes varios de los padres y madres de desaparecidos, los cuales leyeron ante los medios sus respectivas misivas dirigidas a Jorge Bergoglio.

 

Rubén Alejandro Pérez Vilchis, padre de Laura Alexis Pérez, secuestrada en Pachuca, aseguró que las autoridades no están investigando el paradero de su hijay por eso pide la intervención del papa.

 

En tanto, Graciela Villagómez, madre de Edgar Islas, explica al pontífice en su misiva que lleva más de dos años buscando a su hijo, "por lo que ruego e imploro a usted su ayuda y la ayuda de las autoridades eclesiásticas".

 

En el mismo tenor está escrita la carta de Yolanda Montes Ortiz, madre de Teresa Gómez, secuestrada en Durango hace casi tres años, y Margarita Santizo Martínez afirma que su hijo, junto con otros dos compañeros, desapareció en Lázaro Cárdenas, Michoacán, en diciembre de 2009, "pero hasta el momento el Ministerio Público no ha hecho absolutamente nada por investigar su paradero. No sé si está vivo o muerto".

 

A su vez, María Herrera Magdalena manifiesto que tiene cuatro hijos desaparecidos en el municipio de Atoyac, Guerrero, dos de ellos en 2008 y los otros dos en 2010. "Ojalá que mis lágrimas toquen su corazón", le dice al Papa.

 

Por su parte, Teresa Vera Alvarado, hermana de Minerva Vera, secuestrada en Oaxaca, apunta que ha "recorrido toda la República para encontrarla", y se considera "una víctima más de toda esta ola de secuestros y asesinatos que están enlutando al país".

 

El padre Solalinde indicó que las misivas serán solo una "muestra representativa" de las miles de desapariciones que hay en México, para que el pontífice tenga una idea de la "tragedia humanitaria" por la que atraviesa el país.