El Centro Prodh en los Medios

Imprimir
PDF
Ago
27

La aplicación de la reforma energética vulnerará derechos, advierten ONG

Autor // comunicacion

jornada logo

MEDIO: La Jornada

TIPO: Periódico

AUTORÍA: Emir Olivares Alonso

FECHA: 27 de Agosto de 2014

Cuando empiece la aplicación de la reforma energética y sus leyes reglamentarias los ciudadanos verán vulnerados varios de sus derechos, entre ellos a la tierra, el territorio y los recursos naturales; a la consulta y el consentimiento libre, previo e informado; a la autodeterminación y desarrollo de los pueblos originarios; a la no discriminación; a la propiedad; el trabajo; acceso a la justicia; al medio ambiente sano; a la salud, al agua y a la alimentación. 

Así lo señalaron en conferencia de prensa representantes del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), la Red Todos los Derechos para Todos (RTDT), el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) y Fundar, quienes aseguraron que los impactos de las nuevas disposiciones en materia energética provocarán daños y menoscabos a las garantías reconocidas por la Constitución y los tratados internacionales que el Estado mexicano está obligado a cumplir. 

Por ello, insistieron en la exigencia de 40 organizaciones de la sociedad civil -la semana pasada- a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que interponga una acción de inconstitucionalidad contra algunos artículos de esa ley ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 

De no hacerlo, aseveró Araceli Olivos, del Prodh, el ombudsman nacional, Raúl Plascencia, "estaría incumpliendo una vez más su papel de órgano garante de los derechos fundamentales y respondería más a intereses políticos y no a la agenda de los derechos humanos". 

Al detallar por qué la reforma energética violentaría garantías fundamentales, Andrea Cerami, coordinador de derechos humanos del Cemda, indicó que al dar carácter preferencial a la actividad energética (hidrocarburos y electricidad) sobre cualquier otra, se corre el riesgo de que se arrebate a decenas de poblaciones sus territorios y los habitantes sean expulsados de sus lugares de origen, pues en caso de que sus terrenos sean de interés para las empresas no tienen más opción que venderlas y dejarlas. 

En este sentido, Manuel Llano, de Conservación Humana, detalló que las llamadas rondas Cero (es para Petróleos Mexicanos) y Uno (para las empresas privadas), fijadas en las leyes energéticas, abarcarán una superficie total de casi 6 millones de hectáreas, donde habitantes de 11 estados, sobre todo ejidatarios e indígenas, podrían resultar perjudicados, ya que se coloca la actividad energética sobre cualquier otra. 

De acuerdo con los datos presentados, la Ronda Cero abarca 3 mil 496 núcleos agrarios, sobre todo de Veracruz y Tabasco, así como el territorio donde se asientan 13 pueblos indígenas, en particular el pueblo chontal, de Tabasco. En tanto, la Ronda Uno podría afectar mil 335 ejidos, principalmente en Veracruz y Coahuila, y cinco comunidades originarias, entre ellas huasteca, náhuatl y totonaca. 

Francisco Cravioto, de Fundar, reiteró los perjuicios de la técnica de extracción conocida como fracking (fractura hidráulica), para la que se deben usar entre nueve y 29 millones de litros de agua limpia por cada pozo perforado, impidiendo que ese recurso llegue para consumo humano. 

Alertó que después de que se aplica ese método se corren riesgos de que el suelo, los mantos acuíferos cercanos y las aguas superficiales queden contaminados por el. uso de los químicos usados para la extracción. Incluso, dijo, hay dos casos de poblaciones de Texas y Pennsylvania que fueron abandonadas por las implicaciones que dejó el uso de ese método. 

Imprimir
PDF
Ago
27

Leyes energéticas dañan DH

Autor // comunicacion

eleconomista

MEDIO: El Economista

TIPO: Periódico

AUTORÍA: Ana Langner

FECHA: 27 de Agosto de 2014

Un grupo de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) denunció que diversos artículos de leyes secundarias de la reforma energética afectan de manera negativa a los derechos humanos y ponen en riesgo el desarrollo sustentable del país.

En conferencia conjunta Araceli Olivos -del Centro Prodh-, Fernando Ríos -de la Red Tdt-, Andrea Cerami -de CEMDA-, Francisco Cravioto -de Fundar- y Manuel Llano -de la organización Chac-, denunciaron que los impactos de estas disposiciones pueden provocar daños a los derechos humanos reconocidos por la Constitución política y los tratados internacionales de los que México es parte.

Este grupo de organizaciones civiles instaron al titular de la CNDH, Raúl Plascencia, a interponer una acción de inconstitucionalidad en contra de las reformas energéticas por considerar que violan al menos 10 garantías fundamentales.

El coordinador de la Red Todos los Derechos para Todas y Todos (Red Tdt), Fernando Ríos, destacó que en los años recientes la CNDH ha sido incapaz de garantizar y proteger los derechos humanos; sus respuestas han sido tibias, insuficientes, lo que pone en peligro a grandes colectivos.

Advirtió que "si la CNDH no realiza la acción de inconstitucionalidad con explicaciones fundadas -si es que las hubiera-, estaría en la misma tesitura que los legisladores, que no escucharon a la ciudadanía y que no vieron por los intereses de todas y todos".

Según las ONG, los derechos fundamentales que se ponen en riesgo incluye la violación al derecho a la tierra, el territorio y los recursos naturales, a la consulta y el consentimiento libre, previo e informado.

Asimismo, argumentan, agravia al derecho de la autodeterminación y desarrollo de los pueblos originarios, a la no discriminación, al derecho de propiedad, de trabajo, de libertad de expresión, información, participación y acceso a la justicia, al medio ambiente sano y el acceso, saneamiento y disposición de agua, así como también a los principios de no regresividad en materia de derechos humanos y al principio pro persona.

Además, las organizaciones consideran que las modificaciones a diversos instrumentos normativos y la creación de otros que dan marco a la reforma energética dejan pendientes temas fundamentales para el país, como la transición energética hacia la energía renovable: compromisos suscritos por México para alcanzar las metas de reducción de emisiones de gases efecto invernadero y la protección del medio ambiente.

"Las actividades de extracción de hidrocarburos por métodos no convencionales -como sucede en proyectos que hacen uso de la técnica de la fractura hidráulica- prevén una larga cadena de violaciones a derechos humanos de poblaciones vecinas a estos proyectos", explicó Francisco Cravioto, de Fundar.